jueves, 10 de noviembre de 2016

Trabajando en un nuevo libro


Dijo Ana María Matute que escribir es siempre protestar, aunque sea de uno mismo. A veces tengo la sensación de que eso es lo único que hago: protestar. Pero no pienso justificarme porque protestar no es otra cosa que declarar o manifestar un propósito. La alternativa es conformarse. Y yo no me conformo. ¿Cuál es mi propósito? Aprender de lo que leo, observo, vivo o escucho. Trasladar al papel (o al documento o a la pantalla) mis reflexiones me sirve para tratar de ser un testigo más ¿honesto? de lo que ocurre (protestar viene del latín protestari, formado por el prefijo pro -ante- y el verbo testari -testificar-), para intentar, en definitiva, comprender mejor el mundo y encajar un poco mejor en él.

Inmerso en el proceso de escritura de mi segundo libro, voy teniendo claro qué quiero contar y cómo deseo hacerlo. Me queda afinar, desarrollar las abundantes ideas que todavía se amontonan, como si no estuvieran por la labor de ponerse de acuerdo, y avanzar.

Tengo la inmensa suerte de volver a contar con la confianza de Jordi Nadal y María Alasia, de Plataforma Editorial, y la respuesta positiva (y amabilísima) de quien escribirá el prólogo de este ensayo. De nuevo, un lujo.

14 comentarios:

  1. Excelente propósito Alberto. Voy a ir haciendo ya un hueco en la estantería.Seguro que su lectura nos reconforta tanto o más que la de tu anterior libro. Ánimo que somos unos cuantos los que compartimos tus protestas y tu necesidad de reflexionar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Anais. Eres muy amable. Un saludo y por aquí iré contando los pormenores.

      Eliminar
    2. Nuevamente de acuerdo con Anais.

      En mi circulo de amistades ya han recibido la notícia.

      Me he autoproclamado agente literario privado del blog Profesor Atticus y del Café de Ocata.

      Gracias Aberto por tu "honesto" esfuerzo, ánimo!

      José

      Eliminar
    3. A ti, a ti. Da gusto... muchas gracias.

      Eliminar
  2. Estupenda noticia Alberto. Esperamos seguir de cerca el proceso. Deja algunas pistas de vez en cuando...

    ResponderEliminar
  3. Pues eso . .como dice tu admirado Atticus hay que vencer....o al menos convencer, y la palabra es un arma poderosa. Ánimo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu empeño. No podemos dejar de señalar que el "rey va desnudo".

    ResponderEliminar