Educar en la era digital. Millennium. TVE


Ayer lunes se emitió el debate sobre educación en Millennium, el programa que dirige Ramón Colom en la segunda cadena de TVE. Tiene uno la sensación de estar bastante solo siempre que es invitado a un evento de este tipo. Pese a que varios de mis compañeros de tertulia insistieron en que no era así y que el trato fuera de plató fue muy cordial (también con Ramón Colom, muy amable), lo cierto es que a nivel pedagógico me encuentro a una gran distancia de lo que las otras personas que participaron en la discusión defienden. Independientemente de que uno pueda estar de acuerdo o disconforme con lo que sostengo y de si lo expresé con mayor o menor acierto (que todavía no lo sé porque no he podido ver el vídeo), espero al menos haber sido coherente y no haber dicho nada que no se corresponda con lo que pienso y me alegra que una posición que no es nada trending pero estoy seguro suscriben muchos profesores, haya tenido su espacio en la televisión pública. Imagino que, como ha ocurrido en anteriores ocasiones, habrá quien malinterprete, simplifique o tergiverse lo que digo. Pero mis convicciones seguirán siendo sólidas y continuaré manifestándolas siempre que se dé la oportunidad.
El programa se puede ver aquí.

Comentarios

  1. Estuvo muy correcto a pesar del constante asedio al que se vió sometido. Suscribo gran parte de sus ideas ya que, desde la experiencia, observo que el buen conocimiento de la propia materia hace más por motivar al alumnado que todas esas "innovaciones" vacías que vienen apareciendo desde hace décadas. Ojalá más profesionales de la educación nos posicionáramos con energía en contra del desastroso devenir de esta faceta tan importante de la vida. No está usted solo, aunque a los demás nos cueste tanto enfrentarnos a lo "políticamente correcto", somos mayoría los que estamos de acuerdo con sus planteamientos. Nos jugamos demasiado. Un saludo y mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es usted muy amable. Creo que sí, que somos muchos los que nos damos cuenta de la situación. Pero hace falta que recuperemos la capacidad de escandalizarnos.Estamos dando por normales cosas que no lo son. Un saludo.

      Eliminar
    2. Totalment de acuerdo con los dos.

      José

      Eliminar
  2. La lucha es diaria y APS tiene que dejarse oir y ver aún más.El debate educativo en España es aún una hipótesis. No hay evidencia de que exista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué le voy a decir... más que debate hay una línea oficial hegemónica y unos pocos francotiradores. Se hace lo que se puede. Gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. ¿Harás algún comentario una vez que hayas visto el vídeo?

    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Lo más alarmante es que hay docentes, sobre todo entre los más jóvenes, que creen en todas estas ocurrencias innovadoras de la didácticas. Innovación; como si lo nuevo, por el simple hecho de ser nuevo, fuese bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Ese ese el problema. Si lo que queremos es ser buenos docentes, tendremos que conservar lo valioso y modificar lo que no sirve. Innovar por innovar es una estupidez. Pero vende. Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar
  5. Una vez visto el vídeo, creo que este debate ha tenido un excelente nivel, para eso lo han puesto a la hora a la que lo han puesto. Creo que has estado bien y debo decirte que los otros participantes también me han gustado, a pesar de los desacuerdos que tengo con ellos. Era un debate de personas que sabían (también han dicho cosas con las que estoy de acuerdo), con lo cual me parecen muy respetables, haya o no discrepancias, y dignos de interés. Y también sabían estar, ¡qué diferencia con algún que otro gallinero en que te has visto metido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, yo también tengo la sensación de que fue un debate civilizado, a pesar de estar tan en desacuerdo en muchas cosas. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Acabo de ver el debate y me ha gustado el tono amable y civilizado en el que ha discurrido. Coincido con varias ideas expuestas; sin embargo me siento más docente de mi materia, desde la cual puedo transmitir valores, cómo no, que una gestionadora-conductora de emociones.Realmente no sé si un chico va a aprender mejor o más eficazmente algo,por resolverle sus conflictos emocionales......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cuestión aquí, Anais, es que de tal manera se desprecia la enseñanza de contenidos (¡como si enseñar música, literatura o matemáticas fuera fácil o poco valioso!) que todo lo que sea restarle importancia sirve. Y así, descontextualizamos las emociones (porque, claro, no hay emoción en la música), hablamos de disfrute (porque, claro, con la música uno no puede disfrutar), reivindicamos el aprendizaje cooperativo (porque, claro, en las clases de música no se trabaja en grupo)... en fin, todo es un sinsentido. Pero cuidado, seamos prudentes y cuidadosos y digámoslo suavemente, que la gente se ofende enseguida.

      Eliminar
    2. Stendhal: «Tout bon raisonnement offense».

      "Por el solo hecho de elaborar delante de otra persona un buen razonamiento, subimos un escalón más, el interlocutor se condisera rebajado y por tanto, ofendido."

      Josep Pla


      No pueden soportar estar equivocados, no te engañes...

      José

      Eliminar
  7. Sí, cierto es que eché en falta temas como, los problemas de disciplina, la manifiesta incapacidad que muchos graduados en ESO muestran al expresarse oralmente y por escrito; la grandisima falta de cultura general y demás. Por otra parte, me llamó poderosísimamente la atención, que dos de los participantes del debate no desempeñansen su labor docente en centros públicos. Esto me hace pensar que en sus casas,algunos de estos alumnos reciben la cultura y los conocimientos, porque sus padres se los han ido inculcando con el tiempo, y estos mismos alumnos y sobre todo sus padres, busquen un nuevo modelo de escuela, que supla o mejore aquello que en sus casas existe. Me gustaría ver cómo funcionan estas nuevas dinámicas con alumnos absentistas o que no hacen nada en clase. Sería muy provechoso para todos.

    ResponderEliminar
  8. Vi el programa y cómo se convirtió usted en centro de todas las disputas durante una buena parte de él. Me sentí solidaria, pues comparto sus puntos de vista. Por los resultados PISA se pasó de puntillas; parece que a las personas que ejercen la educación desde sus despachos en lugar de batirse el cobre en las aulas no les gusta hablar de eso. Antes no disponíamos de estudios internacionales que compararan los sistemas educativos de 34 países, hasta el 2000. Ahora que disponemos de PISA, despreciamos sus datos y sobre todo desde cierta izquierda. Carmen Pellicer al menos llegó a admitir la necesidad de algún tipo de prueba externa a los centros, algo es algo. Le felicito por el blog, muy necesario en tiempo de nuevas tecnologías y de muchas podabobías, perdón, pedagogías.

    ResponderEliminar
  9. O de como un jesuita se merienda a... Uff! Solo me sale ´"patético". Supongo que a usted le pasaría lo mismo al verlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabría decirle. Quizás si redactara mejor su mensaje le entendería.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada