Vacantes en educación. En los límites de la realidad.


¿Conocen aquella serie norteamericana titulada “The Twilight Zone”? En España se llamó “Dimensión desconocida” o “En los límites de la realidad". Ciencia-ficción, fantasía, terror y un final sorprendente eran sus principales características. Igual, igual que la adjudicación de plazas docentes. Las plazas ofertadas, con perfiles surrealistas, son pura ciencia ficción. La posibilidad de encontrar un destino satisfactorio, auténtica fantasía. Para los interinos, toda una película de terror. Y los finales…no encontrarán finales más imprevisibles (y, por supuesto, no esperen un “happy end”).

Sería muy largo detallar todos y cada uno de los fenómenos paranormales que ocurren año tras año en similares (y oscuras) circunstancias, así que pondré solamente dos ejemplos: el primero tiene que ver con una misteriosa desaparición de horas; el segundo, con un enigma difícil de resolver y que llamaremos “el caso de la lengua mutante”. Vayamos con el primero sin dar muchos detalles que luego suceden cosas extrañas.

La misteriosa desaparición de horas.

Una plaza con catorce horas lectivas es ofertada. Una ingenua profesora se dispone a cogerla pero…¡zas! La plaza se ha volatilizado. Las catorce horas han debido pasar a otra dimensión porque en esta, desde luego, no están. Hechas las indagaciones pertinentes, consultados los posos del café y los astros, resulta que las horas han terminado en manos de otra profesora (menos ingenua que la anterior) para completar su plaza y asumir en otro centro, contraviniendo la normativa de esta dimensión pero, claro, no la de la otra, un proyecto educativo ciertamente esotérico cuyo nombre omitiremos por miedo a represalias.

El caso de la lengua mutante.

Más asombroso (si cabe) que la evaporación horaria, es la transformación de una plaza de castellano a euskera (quizás influida por la cambiante meteorología) en cuestión de días. Como el anillo único, parece claro que la plaza escoge a su dueño y que algunos de los incautos profesores que soñaban con ella deberán esperar a mejor ocasión.

Ya saben, al igual que el crepúsculo que existe entre la luz y la sombra, hay en la Administración Educativa una zona desconocida en la cual todo es posible. Todo es posible en la dimensión desconocida.



Comentarios

  1. No puedo estar más de acuerdo, agregadobup. Corrupción es también esto de lo que estamos hablando. Yo también tengo unas cuantas experiencias religiosas al respecto. Seguro que entre todos podríamos elaborar un interesante anecdotario. En fin, es lo que hay...un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado agregadobub:

      Es evidente que no tenía intención de contestarme a mí mismo. Mucho menos de borrar tu comentario. Temo que por error así ha ocurrido. Lo siento mucho. No sé cómo recuperarlo...

      Eliminar
    2. ¡Lo encontré en el correo! He aquí el comentario de agregadobup torpemente borrado por mí:

      "La manipulable opinión pública piensa que la corrupción de nuestros políticos se reduce a los ERE, Gürtel, etc. y demás escándalos que nos tienen hartos.

      Pero en las Consejerías y Delegaciones de Educación existe, desde tiempos inmemoriales, una estructura de poder donde sacan y ocultan plazas para los concursos de traslados, según convenga a determinados intereses afines al partido político reinante.

      Te puedo contar Alberto que hace 30 años me hicieron una de éstas y por eso del derecho al pataleo llegué en mis recursos al Defensor del Pueblo. Por supuesto que para nada sirvió.

      También podemos citar las peculiares comisiones de servicio por enfermedad, tanto de familiares como de los interesados, las de los representantes sindicales, las parejas de los cargos de las consejerías, etc. y llegaremos a la conclusión que los que hemos estado dando vueltas por distintos centros de enseñanza somos los pringaos de siempre, los que no hemos sabido arrimarnos al poder político.

      Todos los que estamos en la enseñanza damos como natural el sistema de corrupción imperante en las Delegaciones y Consejerías de Educación donde funciona y funcionara eso de “si tengo un amiguete no iré al destino me han dado”.

      La España y Autonomías de siempre, Alberto"

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada