Didáctica de la didáctica de la didáctica


Si se puede aprender a aprender, ¿se puede aprender a aprender a aprender? ¿Y aprender a aprender a aprender a aprender? ¿Y aprender a aprender a aprender a aprender a aprender...?

Si se puede enseñar a enseñar, ¿se puede enseñar a enseñar a enseñar? ¿Y enseñar a enseñar a enseñar a enseñar? ¿Y enseñar a enseñar a enseñar a enseñar a enseñar? ¿Y...?

Conclusión: la Pedagogía es Infinita.

Comentarios

  1. Alberto, mi hijo hace ya dos años me planteó: ¿cómo vas a aprender a aprender si no has aprendido a aprender? Tenía entonces 9 años. Desde entonces, y con sonrisa pícara, me señala en sus libros de texto los ejercicios que, se supone, contribuyen a la mejora de la competencia "aprender a aprender". Yo le devuelvo la sonrisa, claro, con toda la complicidad de una madre... orgullosa.
    La pedagogía es infinita...sí, no parece tener límites.
    Un saludo y enhorabuena por el éxito de tu libro.

    ResponderEliminar
  2. Los caminos de la Pedagogía son inescrutables... Otro para ti. Y gracias.

    ResponderEliminar
  3. Se me ocurre: Aprender a aprender... ¿qué?

    ResponderEliminar
  4. Me lo temía: qué más da...igual da...igualdá... Y así nos va. Y se considera un éxito que este año no haya habido botellón primaveral en Granada. De victoria en victoria hasta la derrota final.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada